Iyalorisas de candomble

En África las mujeres yoruba participaban del consejo de los ministros siendo de suma importancia su ayuda para la comunidad.
En América más precisamente en Bahía a comienzos del siglo XIX, ellas consiguieron algo que parecía imposible: dieron a luz una organización religiosa que conciliaba tradiciones de diferentes pueblos, resistiendo asimismo a la miseria de la esclavitud y la persecución policial; es así como en el Candomble, con diplomacia, inteligencia y fé, ellas reunieron todos los elementos necesarios con el fin de mantener unido a su pueblo y demostraron que más allá de esas vivencias no perdieron su sabiduría y su espíritu emprendedor.
Para explicar el liderazgo femenino en esta tradición religiosa, explica Mãe Stella de Acevedo Santos, del Ilê Asé Opô Afonjá:
“Las pioneras del Candomblé, princesas africanas que vinieron traídas a Bahia a fines del siglo XVIII, crearon el principio de que sus casas religiosas solo podrían ser lideradas por mujeres, tradición sostenida hasta hoy en los más antiguos “terreiros”, como Casa Blanca, Alaketu, Gantois, Afonjá y Cobre”.
Según los registros, la primera Iyalorisa (sacerdotiza principal) de Casa Blanca fué Iyá Nassô, su linaje seria de la siguiente forma;
Iyá Marcelina da Silva (Obá Tossi)
Iyá Maria Júlia Figueiredo, (Omoniquê).
Iyá Ursulina Maria de Figueiredo, la famosa Tia Sussu.
Iyá Maximiana Maria da Conceição (Oin Funquê) (la celebre Tia Massi).

Iyá Maria Deolinda Gomes dos Santos (Okê)

Iyá Marieta Vitória Cardoso (Oxum Niquê),

Actual iyalorixa Altamira Cecília dos Santos, ( Oxum Tominwá).
El cargo de Iyalorisa es vitalicio, por lo cual ante un fallecimiento quién queda a cargo de una casa es la persona que sigue en jerarquía (generalmente Iyakekere) hasta después de un largo periodo, en que los orisas a través del juego de adivinación indiquen a la nueva Iyalorisa de la casa de santo.
Las diferentes posiciones frente a las elecciones de las Iyalorisas llevaron a la creación de nuevas casas. Una de ellas tuvo como Iyalorisa a Maria Júlia da Conceição Nazaré fundadora del “Terreiro do Gantois, y la Iyalorixa Eugênia Ana dos Santos, fundadora del “ile Axé Opô Afonjá”.
Marc Bloch diría que la historia no es cíclica, pero desafortunadamente nos ha demostrado que se ha repetido muchas veces y ha sido de esta manera que a través de distintas crisis por herencia de los Candombles que se fundaron nuevos templos.

Según el investigador Rafael Soares de Oliveira:

“Gantois siempre disfrutó de mucho prestigio, dos marcas de esa casa, especialmente desarrolladas por Maria Escolástica da Conceição Nazaré, Mãe Menininha, son la diplomacia y belleza de sus rituales, además de la seriedad y conocimiento litúrgico, lo que siempre le garantizó una multitud de hijos de santo, amigos y admiradores”.

Mãe Menininha fué muy respetada, no solo entre el pueblo sino también por muchos artistas y personas ilustres.
Además, en una casa de Candomble, sus integrantes son considerados una familia, y como en todas las familias, cuando los hijos crecen y “son fuertes” es natural que emprendan su propio camino, eso fué lo que sucedió con el Candomble, de una forma u otra todas las demás casas descienden de Casa Blanca, aún las que no sean de Bahía, la cual es considerada la “Gran madre del Candomble”.

“La casa como iniciadora de mujeres, considera que aquellas que tuvieran sus rituales de siete años completos, reciben un titulo que las acredita a tornarse maes de santo, es decir, es un privilegio sacerdotal femenino, que solo estas pueden poseer”.
Así como Casa Blanca, Afonja, Gantois y Cobre, existen centenas de otras grandes y pequeñas casas religiosas en todo Brasil que mantienen la tradición religiosa africana. Casas como Alaketu o Bogum (de tradición jeje), así como otros precedidos por hombres, aunque anteriormente fueran liderados por mujeres, como Simpliciana de Ogun del Ile Ase Oxumare.
La larga tradición del Candomble se ha extendido a través de América, llevando consigo la impronta de ese linaje ancestral matriarcal.
Ejemplo de esto ha sido, la importantísima Casa de Candomble, Nuestra Señora de las Candelarias fundada por la fallecida Iyalorisa Iya Nitinha de Osun; Iya Kekere Ossi de Casa Blanca, que logró extender hacia la Argentina la importancia y la espiritualidad del Candomble que se mantiene viva en una única hija mujer reconocida por el Ile Iya Nasso Oka.


APRONTAMIENTOS EN UMBANDA KIMBANDA Y NACION PAI CRISTIAN DE BARA MAE VIVIANA DE OIA CONSULTAS DE TAROT DESDE URUGUAY 0900.1074 CONSULTAS DE TAROT DESDE ESPAÑA 806.557.018 o al 806.557.019 AHORA A TU ALCANCE ANTICIPATE A TU FUTURO LLAMANOS LAS 24 HORAS EXPERTOS TAROTISTAS Y VIDENTES ESTAN DISPONIBLE PARA AYUDARTE A RESOLVER TUS PROBLEMAS A DESPEJAR TODAS TUS DUDAS SOBRE TRABAJO DINERO AMORPROFESIONALES DEL ESOTERISMO 806477582 SALUDOS PAI CRISTIAN DE BARA MAE VIVIANA DE OYA

Entradas populares de este blog

Sumar no restar Pae Cristian de Bara desde Uruguay 096877894 desde el ex...