Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2015

EL PROPIETARIO DE LA BUENA ARCILLA

Oxalá también es nombrado Obatalá u Orixanlá. Orixanlá, como se suele decir en África, es el gran orixá, el rey de la tela blanca o del paño blanco. Ocupa una posición única y es el más importante y el más elevado de los orixás yorubas. Fue el primero en ser creado por Olodumaré, como dice la leyenda, el dios supremo. Orixanlá u Obatalá es también llamado orixá Obá-Igbo, porque es el rey de Igbo, el lugar donde se realiza el culto, es el que se le conoce también con el nombre de rey (Obá: rey). El lugar, Igbo, es Nigeria destinado al culto a Oxalá. Este Oxalá, al que también se le conoce con el nombre de rey de los Igbo, tenía un carácter bastante obstinado e independiente, lo que le causaba innumerables problemas. LA LEYENDA Oxalá fue encargado por Olodumaré, una de las tres entidades de la creación yoruba, de formar el mundo con el poder de sugerir y de realizar, de dar la fuerza a lo que crea. Razón por la cual es saludado a Oxalá, en África, con el título de Alabá Alafé. P…

Orixa

LOS ORIXAS La vertiente africanista que se practica en nuestro País, llega através de el País hermano de Brasil; Fue en Brasil donde se produjo una gran cantidad de desembarcos con esclavos traidos de Africa, y estos esclavos traian con sigo una gran cantidad de historias y leyendas referidas a los Orixas. Estos Orixas son para el áfricano, una especie de Dios que se ocupa de atender todos los requerimientos de una persona o toda una comunidad. Cada Habitante áfricano contaba con un Orixa que lo acompañaba a partir del momento de su nacimiento, como si fuese una espesie de ángel guardian, muchos de esos áfricanos esclavisados mantuvieron vivas sus creencias y siguieron la practica de su cultura a pesar de estar privados de su libertad; Se reunian en secreto en algún lugar apartado para no ser detectados por el hombre blanco y de esta forma mantener viva su fe y su ideal. Cada hombre que formaba parte de las reuniones que se practicaban en secreto, contaba con la liturgia de un Orixa …